2015_12_02_BAJA_RESOLUCION_0003

La Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires de Córdoba es una iniciativa de la Diócesis de Córdoba,  que aporta los valores del evangelio como hecho diferencial en el panorama educativo y colabora con las familias en la educación integral de calidad para sus hijos/as.

La Fundación está formada por 12 Centros Educativos, la escuela de Idiomas WAYS!, la Escuela Deportiva Diocesana (EDD), la Escuela de Música Ángelus y el Centro de Formación Para el Empleo, aglutinando a más de 4.500 alumnos/as y 450 profesionales de la educación.

Además colaboramos en varios proyectos educativos que dan respuesta a los desafíos que presenta la educación actual: Proyecto Ashoka, Talleres Aloha, Fundación Picota, etc.

La Escuela es el medio educativo más importante del que disponen los padres en la ayuda de la formación integral de sus hijos.

Por eso asumimos la responsabilidad de transmitir la cultura ordenada y activa de la propia vida y la búsqueda de la verdadera libertad, ayudándolos a superar con valor los obstáculos, preparándolos para la participación activa en la sociedad humana, tendiendo siempre al diálogo con los otros y a la colaboración en la búsqueda y consecución del bien común. Nuestras escuelas ayudan a los niños y jóvenes a apreciar los valores morales, así como dar a conocer y amar más a Dios.

La educación es un proceso maravilloso, a través de la educación, los jóvenes “se convierten en protagonistas, agentes principales de su camino de fraternidad con los demás y de justicia”.

2015_12_02_BAJA_RESOLUCION_0121

foto01-fdemartires

La Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires de Córdoba es erigida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de la Diócesis de Córdoba, Don Demetrio Fernández González.

Nuestros centros tienen una visión cristiana que es compartida por todos los miembros de la comunidad escolar. Asumen la formación integral de la personalidad cristiana, enseñando a los alumnos a dialogar con Dios, les estimulan a superar el individualismo y a descubrir que están llamados a vivir una vocación específica en un contexto de solidaridad, con el objeto de transformar el mundo.

La Fundación es particularmente sensible al grito que se lanza de todas partes por un mundo más justo, y se esfuerza por responder a él contribuyendo a la instauración de la paz y la justicia.