201706.08

Consejos para afrontar la Selectividad

Selectividad está la vuelta de la esquina, son unos días muy complicados, te dejamos algunos consejos para superar con éxito la prueba:

Descansa. Es importante que llegues a los exámenes con energía y concentración, dedicando las noches a repasar lo único que vas a conseguir es comenzar agotado.

Comprueba que llevas todo lo necesario: Bolígrafos, calculadora, etc… ¡NO TE OLVIDES DEL DNI! También es importante llevar una botella de agua, tu cerebro estará en plena actividad y necesita ser hidratado. 

Sal con tiempo. Ten en cuenta que puede suceder algún imprevisto, por lo que es importante que salgas con tiempo suficiente.

No hagas demasiado caso a los comentarios de última hora. Lo único que cnseguirás es ponerte nervioso con lo que sabes o no sabes.

Cuidado con las etiquetas identificativas.  Recuerda que son fundamentales para poder hacer los exámenes. 

Atento a las instrucciones. Muchas veces los nervios nos juegan malas pasadas, y no prestamos atención a lo que nos están contando.


Elige bien tu opción. Dedica unos minutos a leer las preguntas y estructurar las respuestas, no te dejes llevar porque alguna de las preguntas te “suene bien”. A veces es mejor escoger una opción donde podrías responder todo, aunque no lo tengas controlado al 100%, que otra donde hay una pregunta que bordarías, pero también hay una de la que no tienes ni idea.


Distribuye el tiempo. Reserva unos minutos para repasar el contenido, las faltas de ortografía o hacer alguna mejora en las respuestas.

Haz esquemas. Presentar la información de forma ordenada es fundamental, piensa que tu examen lo tiene que leer una persona, cuanto más le facilites el trabajo mucho mejor. 

Empieza con las respuestas que sabes bien. Así te garantizas los puntos de las preguntas que mejor llevas y puedes dedicar más tiempo a las que requieren más esfuerzo.

Vigila la presentación. Insistimos, hay una persona leyendo tu examen, la primera impresión importa.

Cuida la ortografía. Es fundamental, las faltas de ortografía dan muy mala impresión.

Mira el enunciado detenidamente suele darte muchas pistas sobre la respuesta.

Concéntrate en lo tuyo. No te distraigas pensando en lo que han escogido tus compañeros, si están escribiendo más o menos en una pregunta, el tiempo es clave para poder hacer un buen examen.

Revisa bien el examen antes de entregarlo, seguro que detectas algún error fácilmente subsanable.

Descansa tu mente entre los exámenes, procura no comentar los exámenes, o repasar los siguientes, como hemos dicho antes, sólo conseguirás ponerte más nervioso.  ¡Lo hecho, hecho está! (y seguro que está fenomenal)

¡Mucho ánimo a todos!