201710.05

Celebramos el acto de apertura de curso

Todos los trabajadores de los Centros Educativos, Centros de Educación Infantil, capellanes y AMPAS pertenecientes a la Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires, nos hemos reunido en el salón de actos del Palacio Episcopal para celebrar el acto de apertura del curso 2016/17.

El acto ha comenzado con unas palabras de la directora, Dña. María Carbonell, que ha destacado que “la creatividad no sólo sirve para aumentar el conocimiento, también nos guía hacia el Espíritu Santo”. A terminado su intervención remarcando la importancia del respeto del camino hacia el éxito de todos y cada uno de nuestros alumnos, ya que cada uno tiene su historia, y eso los hace únicos, la labor de los docentes de la Fundación es acompañarlos en ese camino.

El ponente a cargo de la lección inaugural, D. Giulio Carpi, Director de la Scuola Internazionale Management Pastorale Pontificia Università Lateranense (Roma) y presidente de Creativ, ha ofrecido una divertida lección en tono irónico: “10 reglas para arruinar a nuestros estudiantes”.



Carpi ha arrancado su conferencia con una importante reflexión: “Dios es creativo y el hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios. Por lo que la escuela católica tiene que ser forzosamente una escuela creativa.”

La lección ha sido muy intensa, un ejercicio de pura creatividad que ha resumido en una frase “Nuestros alumnos tienen talentos maravillosos y los docentes tienen talento, capacidad y creatividad para poder llevarlos hacia el éxito. Cada chico crecerá únicamente si el docente es capaz de dibujar su futuro”

El ponente ha terminado su lección regalando de una medalla del Papa Benedicto XVI al Sr. Obispo de Córdoba, en nombre de la Pontificia Università Lateranense



Tras el homenaje a los jubilados, el Obispo  y Presidente de la Fundación Diocesana, D. Demetrio Fernández González, ha cerrado el acto agradeciendo al ponente su creativa intervención y a los docentes su labor educativa. Ha terminado su intervención recordándonos que hay que formar un mundo nuevo desde nuestros colegios, donde uno se preocupe por los demás más que por si mismo como Jesús nos enseño.

Después del acto, todos los asistentes pudieron disfrutar de un coctel de bienvenida al curso en el patio del Palacio Episcopal.

Mira aquí la galería del evento: